Archive for October, 2004

No puedo más

Necesito…..

¡¡¡GRIIITAAAAAAAAAAAARRRRR!!!
Advertisements

Muerte al SUV

El SUV (Sport Utility Vehicle, el todoterreno urbano) es la nueva moda tonta que nos graban en el subconsciente. Los anuncios de vehículos todoterreno nos animan a reencontrarnos con la naturaleza y nos aseguran que iremos más seguros en un coche grande y pesado. Lo que no nos dicen es que en España sólo se puede circular con vehículos a motor en pistas de más de tres metros de ancho -eso para los pocos que se meten en la montaña con ellos-, que cuando choques con otro coche, por baja que sea la velocidad, podrás ver cómo el frontal de tu mastodonte entra por la ventanilla del otro vehículo, que a más masa del vehículo más inercia y que con lo alto que tienen en centro de masas mejor no le pises mucho…

El ayuntamiento de Roma cobra 300€ al año para poder circular por el casco antiguo. Para los todoterreno esa tasa será de 1000€. En Florencia estudian inmovilizarlos un día a la semana. ¡Pobrecitos, se los compran para poder ir por la ciudad y ya ni eso!

Pasaros por www.suv.org para odiarlos más.

Glosario: SUV. Fuente: www.km77.com
Siglas que vienen del término Sport Utility Vehicle, acuñado en el mercado americano para referirse a un determinado segmento en el que se incluyen vehículos de ocio, como los todo terreno y “pick-up”. Dichos modelos tienen mucha similitud con los vehículos todo terreno y buenas aptitudes para circular fuera de carreteras asfaltadas, pero frente a ellos tienen grandes limitaciones en utilización por zonas trialeras. Su sistema de transmisión carece generalmente de reductora y suelen tener una tracción total conectable (4×4), aunque también los hay de tracción a un solo eje (4×2).

¿Qién coño traduce los nombres de las películas?

Hoy he ido con Eli a ver The Eternal Sunshine Of The Spotless Mind y todavía estoy alucinando.

Aunque me impactó más el guión de Adaptation -una must see– hay que descubrirse ante la habilidad con la que Kaufman y Gondry cuentan una historia que toma prestados elementos de la ciencia ficción para explicar algo tan cotidiano como las relaciones de pareja. Lo que menos importa es el proceso de borrado de recuerdos que aparece en la película, pues éste sirve de excusa para que revivamos con los personajes sus mejores momentos juntos, momentos que todos hemos vivido de una manera u otra. Mejor no sigo dándole vueltas, porque acabaré contando el final…

Ya he dicho que guionista y director están inmensos, pero su trabajo se habría quedado en nada si no fuera por un Jim Carrey al nivel de El Show De Truman y Kate Winslet, a quien ya echaba de menos; que consigue que te enamores de Clementine -su personaje- aunque, como ella dice, no es pefecta.

En resumen: ¡Ves a verla! 😉

—Edit—
Como no podía ser de otra manera, sigo dando vueltas a la peli y empieza a molestarme que sólo nos enseñen los buenos momentos que Joel y Clementine vivieron juntos y lo apasionante e interesante que era su relación. Supongo que lo hacen para conectar mejor con el público, pero si una pareja se consoloda hasta el punto que que lo estaban ellos resulta un poco chocante que no tuvieran ningún roce. Creo que las adversidades unen y lo mejor de que dos personas se quieran y se tengan una gran intimidad es que pueden hablar de culaquier cosa, incluso de los defectos del otro, sin miedo a perder lo que tienen, porque lo que los une está muy por encima de lo que los separa.

Poco a poco

Estos días están siendo un poco raros.

Cuesta coger el ritmo de estudio, con las fiestas de la Mercè y el puente de este fin de semana hay que hacer un esfuerzo sobrehumano para sentarse a estudiar economía y organización de la producción. Por lo menos el resto son mucho más técnicas y me resultan mucho más amigables. No me pierdo ninguna clase de las de bioingeniería por nada, porque en ellas me lo paso de bien… :))). Por fin me han confirmado el

Todavía no he vuelto a pasar toda la música al disco duro y lo peor es que algunos nombres han quedado cortados y tengo que repasarlos todos antes de incluirlos en la lista de reproducción. Hecho de menos escuchar música por la calle, voy a tener que usar el minidisc otra vez, a pesar de los quebraderos de cabeza que me provoca una tecla que hace mal contacto. Un poco de paciencia hasta que llegue el iPod, jejeje

Ahora un poco de trivialidad y coquetería, porque la semana pasada fui a mi tienda favorita: Topshop, y me compré un abrigo chulísimo y en Calzedonia me compré cinco -sí cinco- pares de calcetines, todos de rayas de colorines. Ahora sólo queda esperar a que haga fío de una vez, que ahora mismo, a las 23h, estamos a 23ºC en Barcelona…Entonces, ¿cómo he pillado yo el catarro?